Las clases virtuales llegaron para quedarse: El caso de DOLE

La unión hace la fuerza. En medio de la incertidumbre y caos propios de la pandemia, las compañías que continuaron operaciones se unieron y encontraron soluciones. Generar empleos y capacitaciones remotas fue una de las ideas más exitosas.

Los cambios desde el inicio de la pandemia reformaron el mundo laboral. Las compañías que continuaron labores dieron un salto de fe, diciendo sí a los cambios de la nueva normalidad, dos años después somos testigos de casos de éxito como el de Dole, que demuestran que las clases virtuales son efectivas.

La naturalidad con la que hoy vemos el uso permanente de las pantallas y dispositivos inteligentes no es la misma previa a la emergencia sanitaria. Hoy comprendemos que son herramientas de trabajo, entretenimiento y aprendizaje. Hace unos años, solo un 5% de la cartera de clientes corporativa invertía en capacitación bajo el modelo virtual de Idioma Internacional, hoy el 100% de nuestros clientes utilizan este modelo de una u otra forma.

Transición a un modelo 100% virtual

Durante la pandemia, con la aprobación de Dole, trasladamos la totalidad de las clases de sus colaboradores a una modalidad virtual. En este momento nuestra experiencia y preparación fue crítica a la hora de tomar la decisión, puesto que los programas virtuales formaban parte de nuestra cartera mucho tiempo antes de la emergencia, por lo que conocíamos las bondades y limitaciones de este modelo de enseñanza, y cómo aprovecharlos. También destacamos la proactividad de la compañía, quien confió en sus colaboradores y supo tomar la decisión de adaptarse al nuevo contexto. Así, la transición y la incorporación de la tecnología dentro del sistema de enseñanza no fue un tema forzoso ni desconocido y los colaboradores se sabían apoyados y estaban más que motivados por continuar su formación.

Por más de 7  años, Dole e Idioma Internacional, han trabajado de la mano para capacitar a sus colaboradores. Gracias a la confianza de la compañía, desde la migración a la modalidad 100% virtual, las clases han continuado de esta manera, no solo por las condiciones del contexto, sino también porque se ha registrado una mejora de varios indicadores de éxito de los programas y la satisfacción de los estudiantes es alta.

Clases Presenciales vs Virtuales

Según estudios internos, desde la migración al modelo 100% virtual, Idioma Internacional ha experimentado un aumento de engagement con los estudiantes, clientes y profesores debido al mejor aprovechamiento de las tecnologías de todas las partes. Por otro lado, gracias a la optimización de procesos, se da una constante actualización de las plataformas y recursos, lo que da como resultado que la educación no debe ser presencial para ser efectiva. 

Más estudiantes graduados, con mejores resultados

Dos años después de transicionar por completo a clases en su modalidad virtual, y luego de analizar los resultados, no solo de Dole, sino de otros cientos de graduados, podemos asegurarle el éxito a los futuros estudiantes de Idioma Internacional de los diferentes programas en su modalidad virtual.

Las ventajas de aprender inglés a distancia van más allá de un tema de logística. Al realizar el análisis de datos se observaron dos métricas clave para comparar los resultados de aprendizaje de los estudiantes y su compromiso con el programa: 1) calificaciones, conformadas por evaluaciones orales y escritas, tareas y progreso en el sistema de aprendizaje virtual 2) calificaciones de asistencia. La experiencia reveló que las clases virtuales de inglés son efectivas: tanto la asistencia como las calificaciones mejoraron hasta 5% en toda la población estudiantil. Gracias a esta combinación, los profesores han notado mejoras en la fluidez, lo que también da a los estudiantes mayor seguridad y confianza a la hora de expresarse.

Mejora de promedio de notas y asistencia

Otro factor destacado por la población estudiantil es la exposición a profesores de nacionalidades distintas, lo que les permite conocer diferentes acentos a lo largo de su proceso de aprendizaje. Gracias a la virtualidad, Idioma Internacional ha incorporado profesores de todas partes del mundo, desde Estados Unidos y Canadá hasta Sudáfrica y Reino Unido. Esto permite que los estudiantes no solo enriquezcan su dominio del idioma, sino también su formación cultural, lo que también facilita sus habilidades conversacionales con personas angloparlantes de diferentes partes del mundo.

En definitiva hay mayor motivación por parte de los estudiantes, lo que se refleja en un mayor aprovechamiento del programa. Clientes satisfechos que además han podido abrir más grupos con públicos diversos.” Comenta Brian Logan, Gerente General de Idioma Internacional.

Tecnología para enriquecer el proceso de enseñanza-aprendizaje 

Según encuestas realizadas a los estudiantes, la flexibilidad que brinda la modalidad virtual les permite aprovechar mejor los espacios dentro y fuera de clase. La mayoría destaca que la opción de conectarse desde cualquier lugar y no tener que desplazarse, ha contribuido a que asistan más y con mejor disposición. Además destacan el uso de las herramientas tecnológicas. Para ellos, el uso de una plataforma educativa virtual o LMS (Learning Management System por sus siglas en inglés) y otras herramientas disponibles 24/7, son una gran ventaja ya que les permite repasar los conocimientos adquiridos y practicar más antes, durante y después del tiempo lectivo.

Los estudiantes de Dole, al igual que todos los estudiantes de Idioma Internacional, pueden acceder a un LMS en el que pueden repasar todo el material visto en clase, además de contar con recursos adicionales para profundizar sus conocimientos. Igualmente durante las clases, los profesores echan mano de actividades y herramientas que permiten que la experiencia sea más dinámica.

Hoy sabemos con seguridad, que las clases virtuales de inglés son efectivas, convenientes, estimulantes y no tienen nada que envidiar a las aulas del 2019 y años atrás. Por el contrario, la mejora en indicadores de éxito nos permiten afirmar que de hecho, facilitan el aprendizaje de quienes quieren alcanzar el éxito académico y profesional gracias al dominio de un segundo idioma.